lunes, 29 de septiembre de 2008

LADRON DE GUEVARA

Cuando Muera el mundo

Imagino que será de nosotros cuando muera el mundo
y los continentes sean
el recuerdo de una humanidad sin rumbo
Cuando todo se hunda,
cansado y vacío.

Viviremos a la sombra del engaño
mientras siga vivo,
a un paso de partirnos la crisma
contra la esperanza,
optimistas sin motivos ni ganas.

Viviremos ajenos a nuestra vida,
y sin embargo nos preocupará
la apariencia de nuestras mentiras.
Maquillaremos la propia inmundicia
para que parezca menos triste.

Dejaremos que nos cace el mundo
y nos enrede,
otro viernes más sin cambiar nada,
otra semana más en la rutina de no sentir
el calor de la gente, el frío de la madrugada.

Desesperaré el calendario y repartiré suerte,
este mundo está mas muerto que sus gentes,
esta cuerda se rompió antes de prenderse.
La luz nos abandono mientras te amaba mil veces.

Jugaremos a no soltarnos nunca.
mientras la luna no reviente
mientras en esta tierra quede un segundo,
mientras luchar sea el motivo de verte.

Seguiremos discutiendo los desarmes,
las políticas de guerras en ciernes
la economía y el valor del arte
sin pensar que eso no importa cuando acabe

Nos destruiremos antes del fin del mundo,
no daremos tregua a este moribundo.
Las palomas de la paz habrán huido
y no habrá consuelo ni en ver crecer a un niño

Lloraremos cuando la carne humana
sea parte del camino
Cuando un misil acabe con la última
sonrisa.


Ángeles aládos
Un café quizá no sea lo que
más me apetezca con tu cuerpo al lado,
se me ocurren más maneras
de desenredar mis brazos,
enredarlos en tu pelo y no soltarlo
Un café quizá no sea una historia
de sueños reconfortantes ni engaños
desengañados,
pero es un comienzo para contarte
lo que soy a tu lado.
Contarte que no pienso igual
que cuando estaba cerca,
pues no es lo mismo cerca que a tu lado.
Contarte que me muero por tu labios
y que cuando nos enfadamos,
y no puedo besarlos
reprimo la furia de mi necesidad
acusando la puñalada en mi costado.
El café está humeando,
y como las veces que he soñado
me dispongo a pintar un cuento,
a contarlo.
Comienzo con un país donde no hay comienzo,
y por los nervios voy al grano.
Te digo lo que quiero ser
cada mañana a tu lado.
Ser tu ángel de la guarda,
y en un bolsillo apostado
protegerte de lo malo,
afrontarlo juntos,y superarlo.
Ser el ángel que combate tus pecados
y que peca mirando tu cuerpo desnudo,
perfecto, cálido.
Quiero ser ángel alado,
volar a tu hombro izquierdo,
besar tu cuello y susurrarte al oído
lo mucho que te deseo
Ser el ángel que anuncia la batalla,
que da todo y gana el cielo de tu mirada
y con las alas que me das vuelo a tu pecho,
y sano las heridas de los malos sueños.
Ser ángel caído en tus manos,
ser el que te haga feliz
aunque no esté a tu lado,
saber que eres feliz a mi lado.
Ser ángel de la guarda,
caído, alado,
el de la batalla en tus enfados,
el perfecto refugio, el perfecto abrazo.
Ser lo que soy,
porque lo soy a tu lado.


http://pintoresde.blogspot.com/

2 comentarios:

Ladrón de Guevara dijo...

Gracias Regina, de verdad.

Regina dijo...

Muchas gracias a tí.

Cuando lo tengas listo, avísame.